lunes, 15 de octubre de 2012

Cortinas de humo


Que últimamente el panorama social y político está bastante revuelto no es noticia. Que los dirigentes políticos son, a todas luces, cada vez menos capaces de gestionar y resolver situaciones críticas, es una obviedad. Gracias a su ineptitud cada vez son menos valorados por la opinión pública y eso conlleva una radicalización de las posturas y el planteamiento en el seno de la población de por qué son nuestras instituciones las que son, por qué es éste nuestro sistema electoral y parlamentario y por qué tengo yo como ciudadano que participar de él si mi participación es escasa y no sirve absolutamente para nada. Mucho se ha criticado al movimiento 15M por iniciar este clima de manifestación del descontento precisamente con estos planteamientos pero no cabe duda de que razón no les faltaba en ellos  y de que ahora la mayoría de nosotros piensa de esa forma (incluidos, se entiende, aquéllos que en su día conservaban aún cierta esperanza en la clase política y sus capacidades).

Todo esto es grave, preocupante y nos afecta a todos pero hay algo que últimamente sucede con frecuencia y que me gustaría destacar por vergonzoso entre las muchas vergüenzas que ya de por sí tenemos, y que se trata de las cortinas de humo. El sábado, por poner un ejemplo, tuve a bien ver el programa Al Rojo Vivo (edición especial) de La Sexta. El tema que centraba el debate que abrió el programa fue la famosa frasecita de Wert sobre la españolización de los alumnos catalanes y, cómo no, la reprimenda de Juan Carlos tanto a él como a Rajoy el día del famoso desfile del 12 de octubre. No voy a entrar a valorar la frase, ya lo han hecho otros por mí, lo que a mí me chirría en todo este asunto es que el día de la frase, se debatía en el Congreso la llamada Ley Wert, es decir, el proyecto de ley que el gobierno con su ministro a la cabeza pretende implantar en nuestro sistema educativo y que está plagada de asuntos de sumo interés para un debate y mucho más. He ahí una cortina de humo. La frase de Wert que, por cierto, ya se ha hecho un hueco entre los más histriónicos personajes de nuestra política porque no dice una buena, tapa la verdadera noticia, la importante, la que nos afecta de lleno a los ciudadanos catalanes, cántabros y andaluces, es que esta ley se aprobará por un gobierno en mayoría absoluta y pasará a formar parte de la ristra de leyes de ordenación de un sistema educativo al que ya le pesan tantas reformas ideológicas mientras continua adoleciendo de una ley realmente educativa. Pero, a quién le interesa la ley y sus entresijos si hay carnaza política y periodística de la mano de una frase dicha por Wert muy a propósito, en mi opinión, con el objetivo de provocar y ocultar un debate que a él no le interesa tener.

Y como éste, hay tantos otros ejemplos de cortinas de humo, entre los que me atrevería a incluir el debate acerca de la independencia de Cataluña, que tan bien le ha venido a Artur Mas para que se detengan las protestas por los brutales recortes que su gobierno está llevando a cabo. Ocultan el verdadero debate, el que de verdad tiene calado y trascendencia, aquél que no debiéramos bajo ningún concepto dejar que nos oculten y por el que de verdad merece la pena discutir y luchar es la intención primera y última. Desafortunadamente, estas maniobras de distracción surten el efecto deseado por los mandatarios. Dividen a la opinión pública y le hacen entrar en debates que, interesantes o estériles, en último término desvían su atención del hecho principal y, lo más grave, generan un clima de crispación los unos con los otros que a ellos les viene muy bien pero que a nosotros nos viene fatal.

Ahí dejo esta pequeña reflexión que recojo de un malestar claro que he detectado a mi alrededor y que va más allá del enfado por la situación de crisis, de recortes o de incapacidad de los políticos para gobernar y representar y que se centra en esa crispación común a todo ciudadano de a pie que se encuentra debatiendo y presenciando debates que no hacen sino ocultar el verdadero problema.


Para más información acerca de la Ley Wert: http://www.yoestudieenlapublica.org/stop.php
Un fragmento y una pequeña reseña del programa Al Rojo Vivo del sábado 13 de octubre: http://www.lasexta.com/programas/al-rojo-vivo/autocritica/roig-gobierno-deberia-catalanizar-espana_2012101100127.html




8 comentarios:

ely dijo...

Enhorabuena por tu reflexión. Me parece muy acertada. Lo sencillo que parece perdernos en estas cortinas de humo y obviar lo verdaderamente trascendente. Quizá sí hay algo positivo que sacar a esta situación, es que, por primera vez el ciudadano de a pie, es más apolítico que nunca. Rehuye de las banalidades de toda la clase política y quizá seamos capaces de comprender que ellos es lo mismo el color y la doctrina solo les importa el poder de mantener un sillón privilegiado. La solución està en las urnas, pero el dilema es en quien confiar, más que en la ciudadanía?. Un saludo.

Ladrón de Guevara dijo...

Con tu reflexión queda todo dicho. Este gobierno juega a la desinformación, a tapar lo que ya está siendo un ataque a quienes menos tienen para que tengan menos aún. Con esto se consigue que los derechos tengan que conquistarse de nuevo, pero por gente menos formada ideológica y culturalmente.

¿Cómo van unos analfabetos a levantarse contra aquello que ni entienden ni pueden entender?

Cuídate Laura.

Oski dijo...

¿Es o no extraño que para apagar un incendio decidan talar un bosque entero?

Pensándolo bien es a lo que juega siempre la derecha. Si te caes en un tanque lleno de tiburones hambrientos pero acto seguido llenan el tanque de carnaza pues lo que a priori era una situación jodida se torna en una puerta de salida.

Y así, recorte tras recorte y polémica tras polémica pasaremos los cuatro años más jodidos de esta mal llamada "democracia".

Boris dijo...

Es cierto lo que dices, tratan de distraernos y de la ley en si no se ha hablado nada, ellos creen que lo tienen bien planeado todo pero no se dan cuenta que la gente no es tonta y ve lo que esta pasando.

¿Cumplirá Wert toda la legislatura? Pocas veces se ha visto un ministro que genere tanto rechazo, excepto entre los más afines nadie lo quiere ver en ese puesto

Boris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos dijo...

La reflexión que haces sobre el tema es muy acertada y la comparto.

Por otro lado, estas cortinas de humo están siendo utilizadas para distraernos de lo realmente importante que son los continuos recortes de libertades, derechos , etc. Hasta ahí de acuerdo, pero hay dos cosas que me preocupan más y es que la población está picando el anzuelo y se enzarza en polémicas en torno a las frases que dice el tertuliano progre del ministro o algún otro camarada de partido y el resultado de las elecciones gallegas, donde el recortador sale vencedor de este pulso entre ciudadanos y poderes...

Marcos dijo...

Otra cosa, muy acertada la viñeta. :)

Vagamundo dijo...

Está todo muy estudiado, incluidas las armas de distrAcción MÁS-IVA...

Pare,
deixeu de plorar
que ens han declarat la guerra.