sábado, 16 de febrero de 2013

¡Ya está bien!

Hoy, por mi parte, un post muy breve pero muy contundente. He copiado la nota de prensa del sindicato de la enseñanza de Cantabria, Stec, del que quiero que conste que no soy afiliada. No tengo ningún interés especial en esta publicación por razones de afiliación, pero sí tengo interés en difundir esta nota de prensa que denuncia la situación  que afrontamos en los centros públicos de enseñanza en Cantabria. Cada vez menos dinero, cada vez, con más retrasos y recortes. Y no es pedir por pedir, es que somos un servicio público de nuestra comunidad que cubrimos el derecho fundamental de nuestros ciudadanos a recibir una enseñanza gratuita de calidad y digna. Estoy verdaderamente asqueada de la frase "No hay dinero" "Todos tenemos que hacer un esfuerzo" "Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" No, señores de la política  ¡ya está bien! El esfuerzo lo tenemos que hacer siempre los mismos, el dinero va en partidas presupuestarias a centros e instituciones que deberían ser privados y, por lo tanto, que deberían autofinanciarse. Y que alguien me diga, por favor, si realmente se le ha pasado por la cabeza que hayamos educado, enseñado, ayudado a niños y niñas con riesgo de exclusión social, hecho sonreír a familias, contribuido que sean más felices y aportado nuestro granito de arena a construir en una sociedad más equitativa e igualitaria, por encima de nuestras posibilidades. Eso nunca. Nunca.

Merece la pena leer esta nota de prensa.

NOTA DE PRENSA

LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DISMINUYE UN 30% EL DINERO ASIGNADO AL FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS DOCENTES PÚBLICOS

A pesar de los reiterados desmentidos, con los que los responsables del Departamento de Educación del Gobierno Regional han venido negando veracidad a las denuncias de un fuerte recorte en la partida que la Consejería de Educación destina al funcionamiento de los Colegios e Institutos Públicos, esta semana se ha confirmado lo que -tanto nuestro sindicato, como los propios Centros- temíamos: el recorte anunciado ronda el 30% de media, que se suma al que ya se aplicó el año pasado por un montante de entre un 10 y un 15 por ciento.

En efecto, estos últimos días los Centros Educativos de la Enseñanza Pública de nuestra región han recibido las comunicaciones provenientes de la Consejería, donde se les informa de la cantidad asignada para el presente curso. La disminución varía de un centro a otro, llegando a situarse -en algún caso- en un 40% menos que lo recibido el curso anterior, si bien la media de todos los centros, ronda el 30% de pérdida.

Hay que indicar, igualmente que este anuncio no viene acompañado de cantidad de dinero alguna, ni de ningún compromiso de pago en fecha concreta. Es decir, la Consejería sólo anuncia que va a pagar menos, pero no dice cuando lo hará. Hasta el momento, los Centros sólo han recibido una pequeña cantidad en el mes de diciembre que corresponde al 20% aproximadamente, de lo que se solía cobrar en octubre. Como ya sucedió el año pasado, la Consejería paga tarde y mal, lo que aboca a algunos Colegios a sufrir verdaderos problemas de liquidez.

Una vez más, contrasta esta austeridad aplicada a los Centros Públicos con la ligereza con la que se malgasta el dinero de otras partidas de la propia Consejería, aunque sea para poner en práctica caprichos personales del Consejero (el traslado de las oposiciones de Secundaria a los meses de octubre, noviembre y diciembre ha generado un gasto extra importante, en sustituciones de los miembros de los tribunales, al tiempo que no ha reducido el efecto llamada -cifrado en un 70% de opositores de otras comunidades por el propio Miguel Ángel Serna- y ha dado como resultado que únicamente el 32% de los aprobados sean de las listas de interinos de Cantabria).

Otros gastos que permanecen inalterados, son los de mantener un organigrama de altos cargos con 6 direcciones generales, subvencionar colegios de élite, de la misma congregación a la que pertenece el Sr. Serna, y que segregan al alumnado por motivo de sexo (no olvidemos que esta misma semana la Junta de Andalucía ha retirado el concierto a 12 colegios en virtud de las sentencias del Tribunal Supremo que declaran ilegales estas ayudas, idénticas sentencias de la que Serna hace caso omiso, en el caso del Torrevelo) o mantener un despilfarro de millones de euros en mantenimiento de la Plataforma Yedra y en pagos a empresas externas que se encargan de servicios que los 10 altos cargos de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte parecen incapaces de asumir.

En definitiva, es evidente que para Miguel Ángel Serna todos estos capítulos son más necesarios que la calefacción de los centros y el material indispensable para que los Colegios e Institutos funcionen. Este es el respeto que le merece la Enseñanza Pública y los interinos de Cantabria, que debido a su peregrina idea de las oposiciones de 2012, van a pasar a engrosar las listas del paro.

Cantabria, 15 de febrero de 2013

SECRETARIADO REGIONAL DEL STEC

3 comentarios:

Oski dijo...

Yo no sé a donde vamos a llegar, si cada vez recortan más en educación. ¿Cómo vamos a salir de esta crisis?

Quieren que la enseñanza sea cosa de ricos y élites.

Esto va de mal en peor...

Ladrón de Guevara dijo...

Un país analfabeto es un país que no lucha por sus derechos, ni pide bienestar, ni mejoras en las condiciones laborales. Un país que consume, trabaja y duerme, y vota a los gobernantes que le dicen que vote.

Mientras, un grupo de ricos educados en colegios de 6000 euros el curso, se enriquece aún más a costa de los de siempre.

¿Todavía no vemos el sentido de los recortes?

Cuídate.

Boris dijo...

Normal que estés indignada, nos toman por tontos hablando de que se aprietan el cinturón y luego vemos todos donde recortan.

Pero lo que se hace hoy se lamentará mañana, los resultados se verán a unos años vista y el error se comproborá que fue grande